Despertares

Lo he sentido al embocar la recta final hacia mi casa: la embriaguez dulzona del primer olor a mimosa del invierno. Pero ya lo habían anunciado los jacintos despuntando en tierra olvidada en mi balcón. Finalmente lo confirma Alain: ha empezado la primavera biológica. Tal vez sea un poco pronto pero éste es un enero benigno en Barcelona y además las plantas saben de luz. Él ha visto un almendro en flor y cómo los brotes de los árboles desnudos empiezan a ensancharse.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: