Tú. Sí, tú.

Desde el libro “El silencio de Dios y otras metáforas”, Gonzalo Sánchez-Terán no deja de interpelarme. Me dice que lo que compro, lo que opino y lo que voto repercute en la dignidad de millones de personas. Que no somos espectadores del drama de África, sino actores. Que es importante entenderlo: “el número de balas en el cargador del verdugo depende en gran medida de nuestra conciencia, de nuestra capacidad para indignarnos, de cómo usemos el don de la ira”. No quiero olvidarlo: “ignorar es un crimen contra la humanidad”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: