Nadar en el tiempo

Estoy en Austria, llueve sobre un lago y nado con Elisabeth y su padre, ebrios de felicidad.

“Daddy, I love you, le gritó ella. Y él alzó la voz : ¿Qué has dicho? Ella gritó: Nada. Tengo frío.”

(Tres senderos hacia el lago. Ingeborg Bachmann, 1972. Siruela)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: