Partida en dos

A sus 90 años, la experiencia le ayuda pero no tiene apenas margen, la alfombra sobre la que camina podría acabarse hoy a sus pies. Yo, en cambio –me mira–, estoy en lo mejor de la vida: tengo pasado y la posibilidad de futuro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: