Derecho a la coincidencia

Coll de Condreu-2 les vaques

Campos de colza rodeando Vic, demostrando su amarillo vibrante, sus franjas de ninguna bandera. Amapolas siempre francesas: coquelicots. Un árbol centinela tutelando ésta y esa otra casa. Y en la belleza de los prados, en la euforia del verde y del silencio del aire, y de los majuelos explotando en blanco, de pronto la naturalidad de la muerte: una vaca inerte junto a su ternero recién parido, también muerto, un acto fallido de la vida, ofrecido a nuestros ojos sin ceremonias, sin la violencia del grito o del llanto, sin ni siquiera una mosca. Puedo acercarme y, muy serena, mirar a los ojos de la muerte y a su sangre, y a todo eso que yo sigo preguntándome.

Anuncios

Un Comentario

  1. Thank you for sharing your observations about death and beauty. The fields in the top image are breathtaking!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: