Horas claras

DSCF7995

DSCF7675

IMG_8976

DSCF8164

DSCF8059

En los paseos meditativos con los perros en los que no vamos a ninguna parte, por el bosque, alrededor del prado alto, eligiendo los senderos que quieran los pasos, nos sobreviene siempre una ebriedad, una felicidad súbita de fiesta y libertad. El parpadeo de las hojas de los árboles al trasluz, cuando nos adentramos en el túnel de sombra, nos parece de una electricidad clorofílica y yo quiero correr a detener esa belleza con un clic que se parezca a la sístole del corazón.

 

Anuncios

  1. Gràcies per mostrar-nos la bellesa i saber trobar pau en allò quotidià.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: