Archivo de Categorías: Memoria

Márgenes

       Me ocurre, en los trayectos por carretera cuando me llevan, que me resisto a dormitar, que no quiero renunciar al mundo y su luz, porque todo se despliega y se me ofrece rico, único, bello. En 1997 viajé en un

Márgenes

       Me ocurre, en los trayectos por carretera cuando me llevan, que me resisto a dormitar, que no quiero renunciar al mundo y su luz, porque todo se despliega y se me ofrece rico, único, bello. En 1997 viajé en un

Adiós al 2015

Los cambios de año me parecen un poco artificiosos con toda esa parafernalia de los balances y los propósitos. No es hasta que recuerdo que hemos completado otra vuelta al sol que empiezo a asumir el carácter cíclico de nuestro

Adiós al 2015

Los cambios de año me parecen un poco artificiosos con toda esa parafernalia de los balances y los propósitos. No es hasta que recuerdo que hemos completado otra vuelta al sol que empiezo a asumir el carácter cíclico de nuestro

Campanadas como magdalenas

A veces vuelvo al pueblo ahora no muy lejano en el que pasé mis antiguos veranos. Es el lugar en el que una higuera dotó de significado a todas las posteriores, en el que lo verde, lo natural, pudo existir

Campanadas como magdalenas

A veces vuelvo al pueblo ahora no muy lejano en el que pasé mis antiguos veranos. Es el lugar en el que una higuera dotó de significado a todas las posteriores, en el que lo verde, lo natural, pudo existir

Historia de un libro

Ya puedo tocarlo. Existe. Y el próximo día 5 se presenta en el ayuntamiento de Aiguafreda. Últimes veus d’una època (Últimas voces de una época) surge como una indagación sobre el lugar en el que vivo. Pero en él se oye sobre todo la

Historia de un libro

Ya puedo tocarlo. Existe. Y el próximo día 5 se presenta en el ayuntamiento de Aiguafreda. Últimes veus d’una època (Últimas voces de una época) surge como una indagación sobre el lugar en el que vivo. Pero en él se oye sobre todo la

Una fina película sobre todas las cosas

                                Entrevisto a Gabriel en el obrador en el que ya amasaba pan el padre de su tatarabuelo. Puede asegurarlo porque conserva los recibos conforme la panadería abasteció

Una fina película sobre todas las cosas

                                Entrevisto a Gabriel en el obrador en el que ya amasaba pan el padre de su tatarabuelo. Puede asegurarlo porque conserva los recibos conforme la panadería abasteció

La afinación de una orquesta

Siento que las historias que me son confiadas en los comedores antiguos de las casas antiguas encuentran en ese acceso a la palabra su libertad. Casi se puede percibir como al ser dichas se liberan, adquieren cierta corporeidad benefactora. Hoy

La afinación de una orquesta

Siento que las historias que me son confiadas en los comedores antiguos de las casas antiguas encuentran en ese acceso a la palabra su libertad. Casi se puede percibir como al ser dichas se liberan, adquieren cierta corporeidad benefactora. Hoy

Adiós al 2014

Se va otro año y le miro las bellezas e intimidades, pienso en el modo en que su luz debe de estar descomponiéndose ya en el ámbito de mi alma. Voy amasando vida, reconociéndola en nuevas capas de realidad, como si sólo ahora pudiera empezar

Adiós al 2014

Se va otro año y le miro las bellezas e intimidades, pienso en el modo en que su luz debe de estar descomponiéndose ya en el ámbito de mi alma. Voy amasando vida, reconociéndola en nuevas capas de realidad, como si sólo ahora pudiera empezar

Cien años

Si el sol calienta, se le ve sentado por las mañanas en la entrada del taller de coches en el que, a veces, aún arregla reventones a los niños que se acercan con su bici. Va en zapatillas, está ya

Cien años

Si el sol calienta, se le ve sentado por las mañanas en la entrada del taller de coches en el que, a veces, aún arregla reventones a los niños que se acercan con su bici. Va en zapatillas, está ya

Tanta vida y casi la muerte

¿Es posible que esté tan llevada por la vida? Quizá no sea malo, porque esta noche he soñado bien y ayer bailé. Y cuando escucho a los que ya han vivido muchos años, cuando estoy con ellos y hay, en esa intimidad

Tanta vida y casi la muerte

¿Es posible que esté tan llevada por la vida? Quizá no sea malo, porque esta noche he soñado bien y ayer bailé. Y cuando escucho a los que ya han vivido muchos años, cuando estoy con ellos y hay, en esa intimidad

Cuánto viviré todavía

  De niño, dejaba sus herramientas sobre la tierra áspera de la viña y miraba al campo de fútbol con lágrimas: los otros jugaban. Su vida de ya casi noventa años se fue levantando de aquellos llantos quedos que sumaron su infancia. Toda su determinación y su

Cuánto viviré todavía

  De niño, dejaba sus herramientas sobre la tierra áspera de la viña y miraba al campo de fútbol con lágrimas: los otros jugaban. Su vida de ya casi noventa años se fue levantando de aquellos llantos quedos que sumaron su infancia. Toda su determinación y su

Impronta

  El verano ha sido, en nuestros caminos, próspero, murmurante. Yo me he entusiasmado. El verde apretado, las flores blancas alzadas al sol, todo eso mínimo y constante me ha bastado y colmado, me ha hecho –¿puedo decirlo?– feliz, empequeñecidamente

Impronta

  El verano ha sido, en nuestros caminos, próspero, murmurante. Yo me he entusiasmado. El verde apretado, las flores blancas alzadas al sol, todo eso mínimo y constante me ha bastado y colmado, me ha hecho –¿puedo decirlo?– feliz, empequeñecidamente

Antes

  Me acosté en aquella habitación familiar y volví a oír la ciudad, regresé a mi primer territorio de coches y autobuses que ni siquiera ahora –compruebo– consigo oír como algo distinto al aire, ni siquiera ahora que en el campo me acolcha un silencio

Antes

  Me acosté en aquella habitación familiar y volví a oír la ciudad, regresé a mi primer territorio de coches y autobuses que ni siquiera ahora –compruebo– consigo oír como algo distinto al aire, ni siquiera ahora que en el campo me acolcha un silencio